Donativos en línea

Amount: 

Tienda-Rosa

home

¿Que es Fucam? - ¿Que es FUCAM? Historia

 

Historia


FUCAM fue constituida en el año 2000. Lo anterior en base a la preocupación de que en ese año la segunda causa de muerte entre las mujeres mexicanas adultas era el cáncer de mama, misma que  puede ser curable si se detecta a tiempo en un 90% de los casos. Desde 2006 el cáncer de mama es la primera causa de muerte de cáncer entre las mujeres mexicanas.


FUCAM realiza su labor a través de tres líneas de acción: la educación, la prevención y la detección oportuna de cáncer de mama. "La misión y la función de FUCAM es una sola: hacer del cáncer mamario una enfermedad del pasado, ese es nuestro objetivo principal, es nuestra idea principal, tal como lo dice nuestro lema", comenta el Dr. Fernando Guisa Hohenstein, presidente ejecutivo de esta fundación.En tres semanas de dar atención, en la Institución se han auscultado aproximadamente a 420 pacientes, se han realizado 30 biopsias y practicado 3 quimioterapias, todo esto sin ningún costo. Octubre 2005.


Por primera vez


"La idea inicial fue hacer por primera vez en América Latina una campaña de detección oportuna de cáncer mamario, el cual está creciendo exponencialmente entre las mujeres latinas y, desgraciadamente, no se ha tomado una acción gubernamental en los países latinoamericanos para atacar este problema, a excepción de Puerto Rico", dijo el Dr. Sergio Rodríguez Cuevas, director del Instituto de Enfermedades de la Mama FUCAM.


A través de campañas masivas de estudios de mamografía a mujeres asintomáticas de Norteamérica, de países Europeos, Canadá y otros, se inició esta práctica de detección a partir de 1980. Con esta actividad, en los siguientes cinco años se dieron cuenta de que empezó a reducir la mortalidad por cáncer de mama.


Con este antecedente, FUCAM inicia de manera similar esta práctica. "Hacer mover a todas las mujeres para que se hagan los estudios de forma periódica es un tanto difícil, así que la única manera de lograrlo fue llevar los estudios a su medio ambiente", señala el Dr. Rodríguez Cuevas.


Mastografías para todas


Realizaron un estudio piloto de 8 mil casos en forma inicial y, ante los excelentes resultados, la demanda cada vez crecía, por lo que se firmó un convenio para hacer este año 80 mil mastografías en forma gratuita en las zonas marginadas del Distrito Federal.


Gracias al apoyo del Gobierno del Distrito Federal, en donde tomaron esta labor con sensibilidad y responsabilidad, se pudo hacer la negociación para realizar estudios en zonas marginadas de la ciudad de México. Las estadísticas que presentaron y el poco equipo con el que se cuenta reflejaron la urgencia de empezar a trabajar. Alrededor de 45 por ciento de la población de mujeres de 40 años en adelante no tienen ningún servicio de salud y su costo es elevado para su presupuesto.


Asimismo, detectaron que la capacidad de las mujeres para tener acceso a estos estudios es extremadamente limitado y sólo existen cuatro equipos de mastografía en todas las instalaciones médicas del DF. Debido a la gran demanda que tienen el Instituto Nacional de Cancerología, el Hospital General de México y el Hospital de la Mujer, FUCAM se vio en la necesidad de plantear nuevamente al gobierno la obtención de un sitio donde atender a las mujeres. "La fundación necesitaba de un lugar donde pudiera resolver el problema y fe respuesta extraordinaria fue este instituto", dijo el Dr. Rodríguez Cuevas.


Mejor que cualquier hospital


"La Fundación ha hecho un esfuerzo extraordinario al dotarlo con la mejor tecnología disponible en la actualidad. Podemos decir con orgullo que ni el mejor hospital privado tiene el equipo que tenemos. Ha sido un gran esfuerzo. Vamos a proporcionar los servicios de la más alta calidad y calidez a las mujeres asignadas a este programa, de forma gratuita, incluyendo diagnósticos, terapéutica quirúrgica, quimioterapia y radioterapia", comenta el director del instituto.


El instituto tiene 10 camas para internamiento, 2 suites equipadas que son consideradas cuartos preferenciales y una sección para internación de pacientes privados, por un costo muy bajo. También   tiene   un   cuerpo   médico,   personal   administrativo   y trabajadoras sociales. Cuenta con 6 unidades móviles, 3 consultorios de Oncología Médica, 2 salas de tratamiento quirúrgico, sala de radiografía y mastografía, sala de biopsia, sala de colposcopia, una oficina para las voluntarias de la institución de Grupo Reto, que se encargan de dar apoyo emocional, sala de espera y recepción. También tienen áreas de administración, contabilidad, informática y dos auditorios. Asimismo, tiene una cafetería a la disposición de todo público, a través de la cual se recauda dinero para la Fundación.


El responsable de llevar el expediente clínico es el Dr. Sergio Rodríguez, "porque maneja perfectamente bien toda esa problemática. Él fue director de Cancerología del Centro Médico, una persona muy capacitada que entiende perfectamente cuáles son los objetivos de la Fundación", agrega el Dr. Guisa.


Como FUCAM quiere dar apoyo integral a la mujer, se realizan colposcopias, papanicolao y densitometrías óseas, además de que se firmaron convenios con compañías de seguros como MetLife e Inbursa. Todo lo que se maneja en el instituto no sólo es para personas de escasos recursos, sino también para toda mujer necesitada, por una cantidad mínima.


Unidades Móviles


La labor esencial de la Fundación para lograr que desaparezca el cáncer de mama, es ir a los lugares marginados de la República Mexicana, con unidades móviles para detectarlo oportunamente.
En el Distrito Federal, cuenta con cuatro unidades móviles, una en Tláhuac, otra en Alvaro Obregón, una más en Iztapalapa y la otra en Milpa Alta. Además, hay dos unidades que van a recorrer diferentes estados.
"Se diseñaron unidades móviles con dos mastógrafos cada una, y mediante convenios con los gobiernos de los estados se inició en provincia. Fue inicialmente el año pasado en Aguascalientes, Querétaro, Hidalgo, Estado de México, Michoacán y en algunas partes de Guerrero y Jalisco. Esa ha sido la labor esencial de la Fundación", asegura el Dr. Rodríguez.


FUCAM expone su cometido a las esposas de los gobernadores, integradas en el Comité de Damas Voluntarias, y son ellas las que se abocan al programa. Los directivos de la institución han recorrido 11 estados y han hecho 54 mil mamografías por toda la República Mexicana. A todas las pacientes que se diagnostica positivas las refieren a los centros oncológicos de su residencia. La información sobre las regiones más afectadas por el cáncer de mama que FUCAM ha detectado, la ha transmitido a las autoridades de salud de cada entidad.


Gracias a las donaciones de Fundación Azteca, Telmex, Wal Mart y Gigante, que se recabaron en mayo del año pasado —por la suma de 13 millones de pesos—, se pudieron realizar 54 mil mamografías en nueve estados del  país.   Los  recursos se ocuparon también para adquirir las 4 unidades que están circulando en el Distrito Federal, con una inversión de 11 millones y el restante se utilizó en la compra de equipo.


Lucha con causa


Durante su trayectoria, el doctor Guisa ha conocido infinidad de casos de mujeres con cáncer de mama y de otros, como también sabe muchas anécdotas que han sucedido en torno a este mal: 'Hace muchos años, era residente en el Hospital de 'La Raza'. Me impactó mucho una paciente que yo conocía de Córdoba, Veracruz, una señora que para mí era la mujer más entera del mundo. Llegó con un padecimiento de cáncer de mama. Siento que ahí inicie esta lucha porque vi cómo fue el final de su vida, ya que desgraciadamente murió. Ella era Estela, la tía de una persona que quise mucho en mi juventud. Me impactó y marcó una huella en mi vida. Nací para ser médico y si volviera a nacer otra vez sería médico y volvería a luchar por esta causa", dijo el doctor Guisa.


Cuando una mujer recibe la noticia de que tiene cáncer, parece que le dicen que va morir, sin embargo el cáncer es curable si se detecta a tiempo, teniendo en cuenta que una célula maligna tarda de dos a siete años en desarrollarse. "Tú le dices 'cáncer'a una mujer y el primer problema es que el marido o pareja, la rechaza, porque desgraciadamente hemos oído 'tú ya estás mutilada y ya no sirves como mujer', dada la idiosincrasia del latino que tiene una cultura muy pobre", concluyó el doctor Guisa.